Selección nº25 del Club de Vinos

Selección nº25 del Club de Vinos

  1. SANDHI Sta. Rita Hills Chardonnay 2015
  2. Rodrigo Méndez FINCA GENOVEVA 2015
  3. Raúl Pérez SKETCH 2016
  4. Domaine des Cognettes 2015
  5. Peixes LACAZÁN 2016

 

SANDHI Sta. Rita Hills Chardonnay 2015

(PVP: 39,90 € – Precio Club Sumiller: 35,90 €)

Sta. Rita Hills AVA (American Viticultural Area, el equivalente a D.O. en España) es una pequeña denominación de origen (oficialmente Sta Rita y no Santa Rita por deferencia a un productor chileno) de colinas, al oeste del valle de Santa Ynez, entre las localidades de Lompoc y Buellton, a unos 10 kilómetros del océano pacífico, ubicado en el condado de Santa Barbara, a unos 240 km al norte de la ciudad de Los Ángeles. Al igual que el valle de Santa María, unos pocos kilómetros más al norte, Sta. Rita Hills es una de los AVA más fríos de la costa oeste de USA y una de las zonas más expuestas a las nieblas y corrientes frías del pacífico, que lo hacen ideal para la viticultura de las variedades de zonas frías como la pinot noir y la chardonnay.
Hace un par de meses dimos cuenta de una de las bodegas más excitantes del nuevo mundo, Domaine de La Côte, donde pudimos catar uno de los pinot noir más sutiles y elegantes del nuevo mundo. Así como Domaine de La Côte, Sandhi wines nació también en el año 2010 (los dos proyectos se elaboran en la misma bodega) en esta ocasión solo de la unión del sommelier Rajat Parr, el cocinero y bodeguero Sashi Moorman, propietario de la pequeña bodega Piedrasassi en el valle de Arroyo Grande. Amantes de los grandes vinos del mundo, pero sobre todo de la Borgoña, vieron en Sta. Rita Hills el potencial de elaborar vinos de la talla mundial de la Borgoña para lo cual unieron sus esfuerzos en comprar unas de las mejores viñas de Sta. Rita Hills. Sandhi, que en Sánscrito significa “colaborar” se compone de unas 20 Ha. en el borde occidental del AVA Sta. Rita Hills. Bentrock, Rita’s Crown, Sandford&Benedict, Mt.Carmel, Rinconada y La Côte son los nombres de sus principales viñedos. Elevándose a una altura de unos 200 m. de altitud sobre el río Santa Ynez, el Domaine se encuentra sobre un lecho marino de diatomeas de 25 millones de años a 11 km del Océano Pacífico. Los viñedos se plantan a altísimas densidades de entre 4,000 y 7,000 cepas por acre. La diversidad de los climas de sus diferentes viñedos es asombrosa: cada viñedo tiene una geología, una orientación, una elevación y un microclima únicos. Tal diversidad en una proximidad tan cercana no tiene parangón en otro lugar de California. Practican la agricultura orgánica y desde el año 2017 las prácticas agrícolas son biodinámicas. En la vinificación no se agrega ningún producto enológico. Los vinos son criados y embotellados en la bodega ubicada en la localidad de Lompoc a 5 km. de los viñedos. La añada 2015 fue una añada de sequía y la producción fue la mitad de la añada 2014.
Sandhi Sta. Rita Hills 2015 es 100% Chardonnay procedente de uvas desclasificadas de los mejores crus de Sta. Rita. La vendimia fermentó con levaduras indígenas y realizó la crianza en depósitos de hormigón y barricas neutras usadas de roble francés. Los vinos todos hacen la maloláctica, pero no se remueven las lías. Este vibrante Chardonnay es un impresionante ejemplo de Chardonnay de clase mundial en el que a ciegas se podría confundir con un gran vino de la Borgoña. No vais a encontrar tostados, vainillas, sobremadurez o alcohol, sino un vino muy elegante y puro, con notas de cáscara de limón confitado, caqui y ciruela blanca, notas minerales de roca triturada. En boca tiene una gran intensidad, una textura untuosa, vertebrada por una gran acidez que lo hace fresco con un final largo, ligeramente amargoso y salino.

 

 

13% alc.

Puntuaciones: 92 PARKER.

Consumo óptimo: 2018-2025. Recomendamos oxigenarlo unos 10 minutos en un decantador o en la propia copa ya que de inicio se muestra ligeramente reductivo, que oxigenando se disipa.

Armonías: mariscos, pescados potentes como rodaballo, bacalao o atún, pescados en salsa (lenguados, lubinas o cabrachos), carnes de ave asadas que no estén muy condimentadas, mariscos y arroces marineros….

 

Rodrigo Méndez FINCA GENOVEVA 2015

(PVP: 28,90 € – Precio Club Sumiller: 26,75 €)

Rodrigo Méndez (Bodegas Forjas del Salnés) es el alma máter de uno de los mejores monovarietales tintos de la variedad autóctona Caíño que se elaboran en Galicia. En abril de este año dimos cuenta del As Covas 2016, el Pinot Noir que elabora junto con Raúl Pérez. Finca Genoveva, es un viñedo de 1,5 Ha. ubicada en Meaño, a escasos 10 km. de la bodega, de la que Rodrigo se hace cargo desde que conoció a la señora Lola en el año 2007. La señora Lola, hija de Genoveva, es la quinta generación de mujeres que han mimado las cepas de este pequeño viñedo centenario de albariño y caíño. Cepas de troncos como árboles, ¡¡aproximadamente el 80% de las cepas datan de hasta 180 años!! De estas cepas Rodrigo elabora dos vinos muy premiados y puntuados por la publicación del Wine Advocate de Rober Parker, que son el Leirana Finca Genoveva albariño (que ya pusimos en el segundo lote del club allá por agosto del 2016) y el Finca Genoveva Caiño que os proponemos en este lote. El vino se elabora de la misma forma que lo hacían sus antecesoras, sin despalillar, es decir, con todo el raspón donde los racimos son pisados con los pies en tinas de roble abiertas de 500 l. donde realiza la fermentación alcohólica espontánea, sin control de temperatura. Tras la fermentación alcohólica pasa a realizar la maloláctica y la crianza de 12 meses en barricas usadas de roble francés de 225 l. Finca Genoveva Caíño 2015 tiene con un color cereza de poca capa, en nariz es muy sutil y personal con notas de fruta roja, balsámicos, notas terrosas y especiadas como la pimienta típica de la variedad sobre un fondo salino. En boca es fluido, vertical, con una fruta jugosa y precisa, mineral y de buena longitud. Un magnífico ejemplo de vino atlántico de cepas viejas con personalidad e identidad propia.


Puntuaciones: 96 PARKER.

Producción de 900 botellas. 12% Alc.

Consumo óptimo: 2018-2028.

Armonías: estofados (la acidez del vino limpiará la grasa y dejará limpia la boca) de caza, carrilleras, arroz de caza, lamprea, “caldeirada” de pescado, bacalao, atún…

 

Raúl Pérez SKETCH 2016

(PVP: 39,90 € – Precio Club Sumiller: 35,90 €)

Raúl Pérez Pereira, es la séptima generación de una familia de viticultores en Valtuille de Abajo (El Bierzo). Es viticultor, consultor y uno de los enólogos españoles más reconocidos dentro y fuera de nuestras fronteras. Trabaja en diferentes regiones de España y el mundo: Galicia, León, Madrid, Ávila, Asturias, Portugal, Sudáfrica y recientemente en Alicante donde se implicado en el relanzamiento del Fondillón de Bodegas Monóvar. Una de las colaboraciones más importantes la ejerce en Galicia con Pedro Rodríguez de Adegas Guímaro (donde elabora El Pecado y La Penitencia) y con Fernando Algueira en la Ribeira Sacra, pero sobre todo con su amigo Rodrigo Méndez, donde desde el año 2006 elabora uno de los blancos más emblemáticos de la península, el Sketch. Este vino fue muy mediático ya en sus inicios, ya que, algunas botellas se introducían en jaulones metálicos que se sumergían en la ría de Arousa, a 19 metros bajo el nivel del mar. Aún a día de hoy se sigue haciendo, aunque solo para una pequeña partida de vinos que no se comercializa. Sketch recibe su nombre de un restaurante londinense y su etiqueta, del color con el que se decora este establecimiento, evoca el mar en movimiento. Sketch 2016 se elabora con las uvas de un viñedo viejo plantado en 1972 en suelos de “sábrego” (arena granítica), en la zona de Meaño (Valle del Salnés), conducido en parra, con una densidad de plantación de 1600 cepas por hectárea situado a 60 metros de altitud sobre el nivel del mar. Las uvas de este viñedo tienen un clon de albariño muy valorado, un clon antiguo de baya más pequeña. El mosto fermenta de forma espontánea con sus propias levaduras en una barrica de roble francés de varios usos de 750 l. sin control de temperatura (Raúl defiende la tesis de que si se controla la temperatura se incide en la selección de unas cepas de levaduras frente a otras por lo que se está interfiriendo en la calidad-complejidad del vino final) donde realiza una crianza con sus lías (sin batonnage) durante 12 meses. La añada 2016 fue una añada más cálida que la 2015 sin embargo, a nosotros nos ha gustado más esta añada, nos ha parecido más equilibrada y con más precisión que la 2015. Sketch 2016 es una sutileza organoléptica, con notas de fruta de hueso como el albaricoque y la ciruela amarilla, punto cítrico de lima y esa brisa atlántica que invaden los vinos del Salnés. En boca tiene mucha clase, es amplio y untuoso, vertebrado por una magnífica acidez cítrica que lo hace un vino muy equilibrado y sabroso.

 

Producción de 900 botellas.

Consumo óptimo: 2018-2030.

Armonías: con los yodados típicos de los mariscos y moluscos, ostras, pescados salvajes a la brasa o al horno, carnes de ave asadas que no estén muy condimentadas, arroz con bogavante…

 

Domaine des Cognettes 2015

(PVP: 15,45 € – Precio Club Sumiller: 13,90 €)

La denominación de origen AOC. Muscadet-Sèvre-et-Maine, es la denominación de origen de 9.500 Ha que da prestigio a los mejores blancos que se elaboran con uva “Melon de Bourgogne” (genéticamente emparentada con la Chardonnay) en el curso final del río Loira, antes de su desembocadura en la ciudad de Nantes. El estilo de los vinos de Muscadet-Sèvre-et-Maine (hay muchos Muscadet en la zona, pero Muscadet-Sèvre-et-Maine son los de mayor calidad) es muy similar a los albariños del valle del Salnés, la influencia marítima se deja notar con notas salinas, una acidez crujiente y la influencia de los suelos se parece mucho también con el predominio del subsuelo granítico. Aromáticamente el Melon de Borgoña es algo más austero, por eso es muy típica la elaboración “Sur Lie”, que podréis observar en muchas de las etiquetas de los Muscadet, que significa que el vino envejece un tiempo con sus lías después de la fermentación sin que se descube o trasvase a otro recipiente, con el fin de darle más expresividad, más volumen y más complejidad aromática al vino de por si algo neutro.
Domaine des Cognettes, dirigido por Stephane y Vincent Perraud, es la sexta generación de viticultores y enólogos establecidos en el pueblo de Clisson, en uno de los crus designados de la zona considerado el mejor terroir para el cultivo del Melon de Bourgogne. Trabajan un total de 28 Ha. de viñedo, de donde elaboran muchas cuvees. Desde el año 2011 tienen todo su viñedo certificado en ecológico. Su objetivo consiste en producir el vino que refleje mejor el gran terruño que han heredado, para lo cual, trabajan la tierra con el máximo respeto a su naturaleza, sin el uso de ningún abono químico, ni herbicida y en bodega se limitan a la mínima intervención con el uso de muy bajas dosis de sulfuroso. Las uvas se vendimian a mano y fermentan en un depósitos con sus propias levaduras. Una vez terminada la fermentación permanece con sus lías (Sur Lie) durante 12 meses. El resultado es un vino seco, cítrico con un punto yodado y con una vivacidad en el paladar muy seductora.

12% Alc.

Consumo óptimo: 2018-2024.

Armonías: ostras, todo tipo de mariscos, pescados, anchoas, alcachofas en vinagre, espárragos…..

 

 

Peixes LACAZÁN 2016

(PVP: 13,85 € – Precio Club Sumiller: 12,45 €)

Peixes es el nuevo proyecto de Carlos Bareño y Jesús Olivares (Fedellos do Couto) en las estribaciones del Alto Bibei, en la montaña entre la Ribeira Sacra y Valdeorras. La bodega se ubica en Seadur (Valdeorras). Actualmente compaginan los trabajos en Fedellos y en esta pequeña bodega de Valdeorras. En el “macizo Ourensan” como llaman al lugar trabajan 3 Ha. y supervisan otras 2 Ha. a viticultores de la zona. El viñedo se compone de variedades tradicionales de la zona como el Mouratón, Mencía, Garnacha Tintorera, Grao Negro, Sousón y Godello, tintas y blancas mezcladas en las viñas. En su primera añada ha elaborado 3 vinos, Peixes da Estrada, mezcla de todas las viñas tintas y blancas. Peixes da Rocha, que es un vino de finca, donde también se encuentran variedades tintas y blancas mezcladas y el básico que nos ocupa en este lote y el que más nos ha gustado el Lacazán, que es un vino que elaboran para experimentar y que se compone de un 60% Sousón, siendo el resto mezcla de variedades. Los suelos son graníticos en un 60% y esquistos en un 40%. La filosofía de la viticultura es la misma que para Fedellos do Couto, máximo respeto en el campo, no utilizan químicos y la intervención es la mínima posible. Lacazan 2016 fermenta con sus levaduras autóctonas y se cría en barricas de roble francés de varios usos durante 12 meses. El resultado es un tinto intenso en aromas, floral y muy fresco en boca. Un vino honesto, sencillo y muy bien elaborado.

Producción de 4.000 botellas. 13% Alc.

Consumo óptimo: 2018-2022.

Armonías: guisos de legumbres, menestras y pulpo “a feira”, lacón con grelos y potajes. Cecina, caza, casquería, parrilladas de carne….